NICK HORNBY VUELVE A LA ALTA FIDELIDAD

Un cuarentón melómano es el protagonista de su último libro

PUBLICO.ES 19/11/2010

Estaba trabajando en una novela sobre gente joven, escrita en primera persona, pero se bloqueó. Tres semanas más tarde, después de “fumar demasiado” y cansarse de los juegos solitarios que le ofrecía su Blackberry, Nick Hornby salió del colapso creativo y decidió escribir un libro en tercera persona y protagonizado por personajes maduros. El resultado es Juliet, desnuda publicada por Anagrama en castellano y Empúries en catalán.

Quince años después de haber conquistado a miles de lectores con Alta Fidelidad, cuya adaptación cinematográfica ha marcado a una generación amparada en Peter Pan a la hora de vivir sus relaciones sentimentales, el escritor ha vuelto a la música para construir su última novela.

“Quería escribir sobre un artista, pero los escritores son aburridos y la gente prefiere escuchar música y decidí recurrir a la música. No lo hacía desde 1995 cuando escribí High Fidelity“, argumenta. Pero, para evitar confusiones, este forofo del Arsenal advierte que Duncan es muy distinto al Rob de Alta Fidelidad: “Duncan es un académico serio y comprometido con un solo artista. Rob en cambio está obsesionado con los errores cometidos en el pasado”.

Los protagonistas de esta historia son Annie y Duncan, una pareja sin hijos que ronda la cuarentena. Su convivencia cumple 15 años y llevan una vida tranquila en una pequeña ciudad de la costa inglesa. Ella se siente inquieta por llegar a la madurez sin grandes planes de futuro, y él en cambio es un apasionado del músico americano Tucker Crowe. “No siento nada especial por ningún músico, el fútbol ya me hace bastante desgraciado, así que la música la dejo para el placer”, explicó el autor muy interesado en el fenómeno de los fans. Y no ve diferencias entre los seguidores de Jane Austen y los de Bruce Springsteen.

Adiós al vinilo

La ironía que caracteriza el estilo de Hornby está presente en todas las páginas del libro, pero las sorpresas las brinda internet. “Para un artista una de la cosas peligrosas de internet es que si googleas tu nombre puedes imaginar que eres el centro del mundo, pero no es así. Internet es malo para la humildad de los artistas”.Nick Hornby ha cambiado su forma de escuchar música, dice que ya no escucha vinilos y que guarda toda su música en un disco duro. Aunque el autor está preocupado por cómo se va a ordenar el tema de la propiedad intelectual y cómo se va a remunerar a los creadores.

Las dificultades que surgen en las relaciones sentimentales son otro de los leitmotif de Hornby, pero el escritor es un defensor acérrimo de sus personajes: “¿Por qué siempre parece que todo el mundo tiene una relación perfecta menos los personajes de mis libros?”.

A sus 53 años, Hornby tiene muchas ilusiones y ambiciones relacionadas con su trabajo. Uno de sus próximos proyectos es construir el ministerio de las historias: “Será como una tienda donde en la parte delantera venderemos toda clase de artículos que necesitan los monstruos y en la trasera habrá un espacio para ayudar a escribir historias a niños de entre 8 a 18 años. La tienda estará en una zona deprimida en un barrio al este de Londres”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: