¿QUÉ OÍA LORCA EN NUEVA YORK?

Alberto San Juan y The Missing Stompers recrean lo que el poeta escuchó y vivió en la Gran Manzana

ELPAIS.COM 20/11/2010

Federico García Lorca se plantó ante el auditorio de la Residencia de Señoritas de Madrid y dijo: “… Lo impresionante por frío y por cruel es Wall Street. Llega el oro en ríos de todas las partes de la tierra y la muerte llega con él. En ningún sitio del mundo se siente como allí la ausencia total del espíritu”. Fue el 16 de marzo de 1932. Había pasado nueve meses en Nueva York, entre 1929 y 1930. El tiempo justo para parir Poeta en Nueva York.

Entonces lo dijo Lorca y hoy lo repetirá el actor Alberto San Juan en el escenario del teatro Lara, donde esta noche (única) actúa junto a The Missing Stompers en un concierto multimedia: Nueva York en un poeta. Hoy, y de momento solo hoy (“porque el dinero no da pa más”), se pueden escuchar en este precioso teatro las mismas piezas que Lorca escuchó en su periplo neoyorquino, a la vez que oír algunas de sus conclusiones y poemas y ver muchas de sus fotografías y dibujos.

Aquella experiencia, su primer viaje al extranjero, marcó al poeta granadino. Eran tiempos de ley seca en la Gran Manzana y de suicidios económicos (crash de 1929). Pero también eran tiempos de clubes de jazz, de garitos clandestinos, de lugares de negros y lugares de blancos… Harlem en los albores de su renacimiento.

“Me lanzo a la calle y me encuentro con los negros. En Nueva York se dan cita las razas de toda la tierra, pero chinos, armenios, rusos, alemanes siguen siendo extranjeros. Todos menos los negros. Es indudable que ellos ejercen enorme influencia en Norteamérica y, pese a quien pese, son lo más espiritual y lo más delicado de aquel mundo”, pronunció entonces Lorca (y hoy recitará San Juan).

La investigación que han hecho los músicos Arturo Cid y Fernando Berruezo no tiene precio. “Queríamos saber lo que podía haber escuchado Lorca en esos meses”, cuentan. Sus indagaciones les llevaron hasta el club de jazz Small’s Paradise, “el único local nocturno de Harlem cuyo nombre cita literalmente Lorca”, asegura Cid. Y también el local en el que años más tarde trabajaría como camarero Malcom X.

La sala, que abrió en 1925, era propiedad de Ed Small, “y en ella se ofrecían actuaciones de big bands mientras camareros-bailarines paseaban las bandejas al ritmo del charleston”. El local era punto de encuentro y de jam sessions de músicos de toda la ciudad, blancos y negros. “Por deducción, casi me atrevo a asegurar que la orquesta que acompañó a aquella bailarina citada por Lorca fue la que dirigía el pianista Charlie Johnson”, asegura Cid. En los tiempos en que García Lorca estuvo en Nueva York, la orquesta de la casa era la de Duke Ellington, “uno de los genios de la música del siglo XX y de los primeros que reivindicaron el jazz como forma de arte negra”, explica este músico granadino.

Al parecer, fue la novelista negra Nella Larsen la que le abrió las puertas de la capital del jazz al poeta de Fuente Vaqueros.

El mérito de esta propuesta escénica multimedia es también multimedia: incluye años de investigación; voluntad de reunir a siete músicos venidos de distintas partes de España; el esfuerzo de alquilar un teatro por una noche e ir a taquilla para solo recuperar gastos; la implicación de Alberto San Juan, que pasó de ser una voz grabada para este espectáculo a interpretar los textos en directo; y la edición cuidada de Mabebe Delgado para ofrecer un completo videomontaje, que recorrerá e ilustrará la evolución de las distintas etapas emocionales, impresiones y conclusiones que marcan los poemas de Poeta en Nueva York.

Todo un viaje musical que recorre tiempos de crisis. Según San Juan, “los textos de Lorca tienen una vigencia total hoy porque describen un mundo gobernado por el poder económico, denuncian el capitalismo como un sistema que niega y aplasta lo humano y Lorca apuesta por lo humano: Que ya las cobras silbarán por los últimos pisos / que ya las ortigas estremecerán patios y terrazas / que ya la Bolsa será una pirámide de musgo / que ya vendrán lianas después de los fusiles / y muy pronto, muy pronto, muy pronto / ¡Ay, Wall Street!”.

Nueva York en un poeta. Teatro Lara, a las 22.30. Entrada: 15 euros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: